21 mar. 2010

Las relaciones... acorazadas

Después de dos años y medio de estudio, tristezas, mente bloqueada y mucha búsqueda y cuestionamiento interiores, el autor se lanza al torrente inpredecible de la vida. Relaciones humanas traen sufrimiento, tristeza, furia pero también grandes satisfacciones y es hora de poco a poco poner en práctica lo que la experiencia enseña. Los caminos están abiertos y simplemente es de menester recorrer los que convengan y los que las circunstancias aconsejen. Es bueno estar vivo, pero claro, no deja de servir la experiencia, la armadura de hierro que lo ayuda a uno a no volver a ser tan vulnerable, tan frágil y destrozarse irremediablemente por tal aventura.

15 mar. 2010

LOST: todos queremos un cara a cara entre Jack y Locke!!!

La sexta temporada sigue mejorando, "Dr. Linus" la última entrega, de la semana pasada, superó a los anteriores episodios de la nueva temporada, tanto por el nivel de actuación de Michael Emerson, el actor que personifica a Ben Linus, como por la transformación de Richard Alpert en uno mas de quienes "no saben que demonios está pasando" y sobre todo, la breve pero genial escena de la dinamita entre Alpert y Jack, donde éste poco a poco va descubriendo qué tiene que hacer a continuación. La llegada del submarino de Charles Widmore promete mucha acción y drama, pero lo que creo que todos los aficionados y fans de LOST queremos ver es un reencuentro entre Jack Shepard y John Locke, ya sea en la línea alternativa LAX o en la Isla. Espero que no lo dejen para el final.

13 mar. 2010

Encontrando nuevos maestros...

Inscribirme en la carrera de Ciencias Políticas, de la Landívar, cuando aún no he terminado los trámites de la tesis y la graduación de Derecho, es decir, sin mayores avances financieros, fue todo un reto. Reto monetario, reto psicológico y reto intelectual.
Erich Fromm
Afortunadamente, por ser primer año en una carrera de pregrado y ya haber cursado Derecho en la misma universidad me fueron dispensados varios cursos, por medio de equivalencias, en vez de llevar seis, como el resto de mis compañeros, llevo actualmente tres cursos: Introducción a la Geografía, Introducción a la Sociología y Taller de Investigación Formativa.
El último curso es puramente de técnicas analíticas de los textos que se leen, el problema es que es una única clase semanal los viernes y siendo realistas... ¿quién quiere ir a la universidad un viernes?
En fin, los otros dos cursos son muy interesantes, el primero es sobre geopolítica, territorio, población, el hecho de que es necesario perder la objetividad, supuestamente "neutra" y tomar partido en las discusiones, analizar los efectos y condicionantes de las relaciones específicas personas-lugares-espacios. Algo tediosa, pero valiosa la clase.
Sociología, una materia que no había visto desde el lejano 1999 en clases del Colegio, esta bien impartida, los temas son interesanes, no es para nada de memorizar conceptos y repetir como loros consignas, sino de entender el desarrollo de las relaciones de poder y las ideas de cada período histórico, además, como un plus para mi, tenemos la oportunidad de leer directamente a los clásicos, algo que por indisciplina y desidia yo nunca había hecho, en esta materia sociológica (incluso todo lo referente a la filosofía aún me es bastante extraño); Platón, Tomas Moro, Marx, Comte y Tomas Campanella.
Alternando las explicaciones en clase y la lectura de los clásicos, hemos tenido acceso con mis compañeros a textos explicativos, académicos, que no tienen desperdicio, averiguar por ejemplo las causas de la caída del Feudalismo y el surgimiento del Capitalismo, la importancia real del esclavismo en la Grecia Clásica o la organización y sistematización del mundo actual, último punto en el que al fin, después de haber escuchado mucho, tuve acceso a las ideas y escritos del psicólogo Erich Fromm.
Después de leer a Fromm y sus ideas respecto a la enajenación humana producto del sistema, los temas del suicidio, el consumismo y la desafección del trabajador al trabajo que realiza me parecen sumamente sugestivas e importantes, para seguir conociendo la realidad social y psicológica, preparación para el futuro que se dice.
Así que, si el año pasado fue el de inducción a ciertos maestros en la narración literaria, ahora sobre temas sociales, políticos y psicológicos sumamente estimulantes, el aprovechar esta nueva carrera y captar lo mas posible se hace necesario.

Best scene from "Innerspace"


Dr. Greenbush: Nice wedding. You know, Jack, next week, I'd like you to swing by the office. I have some new tests I'd like to run on you...
Wendy: Jack, I think we should try dating. Maybe not exclusively at first, at least for me, but...
Mr. Wormwood: Jack, since you're not going on the cruise, I sure could use you at the store on Monday
Jack Putter: [ignoring all of them, realization dawns on him] That was the Cowboy.
[runs away]
Lydia's Editor: Who's the Cowboy?
Dr. Niles: It's um... classified.
Jack Putter: [stops and turns around - to Doctor Greenbush] Doc, I'm cured!
Jack Putter: [to Wendy] Wendy, not a chance!
Jack Putter: [to Mr. Wormwood] And Mr. Wormwood, thank you! And I quit.
[runs and jumps into Tuck's car]

10 mar. 2010

Acercamiento al Caos # 2

Caos
Un ligero vistazo a nuestro alrededor advierte de la tendencia general al desorden: un cristal se rompe, el agua de un vaso se derrama... nunca ocurre al revés. Contrariamente a lo que se piensa, este desorden no implica confusión, los sistemas caóticos se caracterizan por su adaptación al cambio y, en consecuencia, por su estabilidad.

8 mar. 2010

Asumiendo al temperamento melancólico

Analítico, Persistente, Abnegado, Planificador, Fiel, Leal, Organizado, Culto.

Sin entusiasmo, Exigente, Pesimista, Abstraído, Escéptico, Introvertido, Solitario, Vengativo.

"...que los traen de las aldeas"

Hoy en un parqueo por la segunda avenida de la zona uno le pusieron un cepo a un tipo que se había parqueado allí para abrir el portón de su casa, sobre esa transitada avenida. No se si fue por que antes de volver a guardar el carro se sentó a almorzar o tuvo un fugaz encuentro "del tercer tipo" con su mujer, pero al salir a parquearlo en su casa lo encontró asegurado con la pequeña y fatídica máquinita con la que se financian los cascos británicos de nuestros policías de tránsito.
Yo que salía del parqueo y ya regresando, vi al tipo quejándose de su suerte, maldiciendo al Gobierno y a la Municipalidad. Mientras el guardián me cobraba y contaba el vuelto, me espetó con voz muy altisonante:
"-es que como son shumos que traen de las aldeas, joden a la gente honrada, antes era otra cosa uste..."
Yo tenía varias cosas que hacer bastante más importantes que lamentarme por un contemporáneo caído en desgracia, así que me fui antes que llegaran los de tránsito, no necesitaba problemas extra. El calor sofocante del concreto del centro dejó a la víctima esperando la llegada de sus cobradores, cómplices de los ordenadores de ciudades, que no entienden razones, solo el color del billete.

7 mar. 2010

Barritas "Polo" y el fanatismo por LOST


Soy fanático de LOST y le pegué ese fanatismo a mi hermana, quien hace poco me trajo a la memoria las barritas "polo" que son malvadisco y chocolate blanco, un dulce barato que trae dos características "lostianas" a nuestros ojos: El oso polar que aparece en la envolura y el hecho de llamarse "Polo" casi casi las recordadas barras "Apollo" que creo también eran chocolates.

Queda para el fanatismo la foto...

Tocando fondo...

A los melancólicos nos gusta sufrir. Eso dice un panfleto psicológico que estuve leyendo hace unos días, por que lo encuentro bastante útil e interesante, algo que, conforme al mismo panfleto, la gente de mi carácter aprecia pues nadie quiere estar con alguien que se queje y se mantenga nostálgico cada día de su vida, por más ordenada, estresante y pefeccionista que esta sea.

Hoy siento que necesitaba volver a escribir en el blog, palabras de desahogo, que es para lo que solía servirme antes que casi lo abandonara, pero twitter es muy corto y facebook es demasiado público como para escribir ciertas cosas, hablar de ciertos comportamientos que son tan destructivos y que desgraciadamente yo mismo me aplico, por la pura diversión de pasarla mal y deprimido.

Hay lugar para la esperanza, pero el absoluto terror de la costumbre y en el fondo, la creencia de que las cosas no podrán cambiar suele evitarnos de hacer cosas, de ser diferentes, de simplemente ser.

Hay campo para la reflexión y el análisis, a pesar del trabajo y los estudios, pero también debe haber lugar para el relajamiento y la simple acción, el atreverse a hacer cosas.