8 oct. 2011

Manuel Baldizón, o la herencia de “Guayacán”



Virgilio Rodríguez Macal, escritor guatemalteco de lectura obligatoria a nivel primario, escribió tórridas novelas con temáticas tradicionalistas. En su libro “Guayacán”, el autor narra una historia de aventuras que tiene como protagonista a un valiente petenero que rechaza la mundana urbanidad de la capital y vuelve a su terruño (Rodriguez Macal, 1978); como escenario, el entonces frondoso e impenetrable norte del país, olvidado por la sociedad; el lejano Petén.

Manuel Baldizón es originario de esa tierra, región sin Estado y sin ley, como en tiempos de Guayacán. Petén ha prosperado y se ha acoplado con el resto de la región, coincidiendo su auge económico con el aparecimiento de un benemérito, personaje que ha tomado por asalto la política nacional.[1]

No estudió en las universidades de la élite (Llorca, 2005) ni ha querido seguir las reglas de los actores hegemónicos del país, un outsider juvenil, diferente a quienes han gobernado al país, un líder carismático, pragmático.

Calificar de pragmático a Baldizón es entrar al debate de si tiene o no ideología[2], pues poco puede hablarse (Sartori, 2010) que un pragmático pueda tener ideología. En el esquema de análisis de Sartori, las mentalidades políticas que se identifiquen como pragmáticas y de centro, son flexibles y fácilmente mudables.

La política no es un fenómeno monótono e inmutable, ni puede hablarse de pragmatismo ni ideologismo puros (Sartori, 2010), Baldizón tiene ideología, lo que se comprueba al contrastar la entrevista (Coronado, 2011) utilizada para este análisis con la tipología y definición de Manuel Alcántara. Según este autor son tres ejes (Alcántara, 2003) sobre los que puede medirse la posición ideológica de un partido político, de la forma siguiente:

En materia económica, a) Baldizón está de acuerdo con que el sistema de pensiones siga siendo de público, menciona que el IGSS es de beneficio social[3]; b) respecto al fomento de la industria como instrumento de ataque al desempleo, también la ha propuesto[4], planea mayor intervención estatal en la promoción de inversiones[5] en agricultura y c) como filosofía política del partido, hay que recordar que LIDER es una escisión del oficialismo y ahora han formado una alianza, quienes han promovido fuertemente políticas de cohesión social, programas que Baldizón ha prometido dará continuidad. En esa línea está la propuesta de crear un Bono 15.

En el tema de valores es donde el pragmatismo de Baldizón se difuma y la ideología resalta, siendo el conservadurismo la constante en su discurso: a) está a favor del endurecimiento de las penas y en especial, la de muerte[6], b) en cuanto a la asimilación de las minorías, él habla de la unidad nacional; c) el respeto a los valores tradicionales; Baldizón ha convertido la campaña política en una cruzada[7]. d) Admitió la ilegalidad del aborto en un reciente foro y e) parte fundamental de su lema de campaña es el rescate de las posturas morales y culturales tradicionales, en especial el énfasis a la unidad familiar.

En el eje de la importancia de la globalización y articulación económica y arancelaria con el resto de países de la región y del mundo, ha sido ambivalente en sus opiniones[8], como empresario se ha beneficiado del comercio regional.[9] Está a favor de la lucha contra el narcotráfico y en la necesidad de colaborar internacionalmente al respecto.

Baldizón tiene una ideología, la centro derecha, pues si bien está de acuerdo con un rol intervencionista del Estado en la economía, el polo conservador es muy fuerte en su mentalidad, al hablar Alcántara (Alcántara, 2003) de preceptos sobre “lo que es éticamente bueno y malo” el énfasis es evidente en el tradicionalismo y en cuanto al poder, este debe residir en el pueblo y quien está con el pueblo, tiene el poder, es decir, buscarlo él mismo. (Coronado, 2011)

El heredero de “Guayacán”, de la floreciente provincia pródiga, puede conquistar con su mensaje y carisma al electorado y convertirse en el próximo Presidente de la República.

Bibliografía

Alcántara, M. (2003). ¿Instituciones o máquinas ideológicas? Origen, programa y organización de los partidos políticos latinoamericanos. Salamanca: Universidad de Salamanca.

Coronado, E. (1 de abril de 2011). Tengo una energía absoluta para cambiar a la nación. Siglo 21 .

Llorca, J. C. (6 de marzo de 2005). El diputado conspicuo. El Periódico .

Rodriguez Macal, V. (1978). Guayacán. Guatemala, Guatemala: Piedra Santa.

Sartori, G. (2010). Elementos de teoría política. Madrid: Alianza Editorial.


[1] “…pese a la fortuna que ha amasado, no ha podido interactuar con los estratos superiores de lo que sería la aristocracia local, si Guatemala tuviera una. (Llorca, 2005)

[2]Somos social humanos; nuestra ideología es de centro y nuestro ícono a seguir es Jesucristo, aquel hombre que a los 33 años cambió la historia del mundo y la partió en dos. El antes y después. Un joven de 33 años que hasta el día de hoy, después de 2011 años, sigue siéndose escuchado en las casas.” (Llorca, 2005)

[3] “Creemos en los pactos colectivos de trabajo y en la oportunidad que nos dio don Juan José Arévalo Bermejo con la creación del Código de Trabajo y la creación del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Hay que fortalecer sus derechos.” (Coronado, 2011)

[4] Hay que generar el capitalismo progresista, el capitalismo del progreso o capitalismo humano, que consiste en darle la oportunidad a los sectores sociales, campesinos, rurales y del interior que tengan opción a participar dentro de la generación de riqueza. (Coronado, 2011)

[6] “De nada sirve que vaya a un proceso una persona que asesina y luego se queda varios años alimentándose del Estado; entonces la gente se burla de la Ley, le ha perdido el respeto. Yo quiero que se rescate, pero para eso se necesitan medidas estrictas y la aplicación de la pena de muerte es vital”. (Coronado, 2011)

[7] “creemos que el gobierno de Dios tiene que estar en el corazón de todos los guatemaltecos para que exista paz y tranquilidad” “me hubiera fascinado ser un hombre de fe, de guía” (Coronado, 2011)

[8] Su postura de negativa al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) parecería absurda si se toma en cuenta que como empresario, dueño de inmobiliarias, hoteles, rutas de transporte de pasajeros y carga, entre otras empresas, resultaría beneficiado por el acuerdo comercial. Es más, dice,“…no es que esté en total desacuerdo, pero exige que se tomen medidas para proteger a la población de los efectos negativos del Tratado. Pide iniciativas de fomento, subsidios para la ganadería y la agricultura y planes de mitigación económica para las poblaciones damnificadas.” (Llorca, 2005)

[9]A partir de 2001, Cernor, la empresa que distribuye la cerveza Tecate en Petén y de la que Baldizón es propietario, tuvo una guerra comercial sin cuartel por la distribución en ese departamento. “Llegó al punto que nos puso la cerveza a quetzal en algunos lugares y en otros regalaba el producto para sacarnos del mercado”, dice una fuente de la Cervecería Centroamericana, propietaria de la marca Gallo.” (Llorca, 2005)